Derechos laborales de interes

Publicado el 31/01/2016  | La Junta Directiva

Derechos fundamentales

Toda persona, cualquiera que sea la actividad económica que realice, tiene derechos como persona y como ciudadano. El trabajador es aquella persona que adquiere esta condición mediante un contrato de trabajo que lo vincula a una organización empresarial para la cual presta servicios subordinados y remunerados; por tanto, todo trabajador tiene derechos en el trabajo y tiene derechos como ciudadano, por ello es que nuestro ordenamiento jurídico le reconoce un conjunto de derechos que se conocen como derechos fundamentales.

El artículo 1 de la Constitución Política ha establecido que “la defensa de persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”, este concepto configura en la realidad una protección de los derechos fundamentales ante cualquier arbitrariedad de parte de cualquier autoridad, funcionario o persona.
El concepto de derechos fundamentales comprende “tanto los presupuestos éticos como los componentes jurídicos, significando la relevancia moral de una idea que compromete la dignidad humana, sus objetivos de autonomía moral, y también la relevancia jurídica que convierte a los derechos en norma básica material del ordenamiento, siendo instrumento necesario para que el individuo desarrolle en la sociedad todas sus potencialidades.

Es por ello que el Capítulo I del Título I de la Constitución Política del Estado, denominado “Derechos Fundamentales de la Persona”, además de reconocer al principio-derecho de dignidad humana como el presupuesto jurídico de los demás derechos fundamentales (artículo 1) y de enumerar buena parte de ellos en su artículo 2, prevé en su artículo 3 que dicha enumeración no excluye los demás derechos reconocidos en el texto constitucional (como son los derechos fundamentales de carácter social y económico reconocidos en el Capítulo II y los políticos contenidos en el Capítulo III), “ni otros de naturaleza análoga o que se fundan en la dignidad del hombre, o en los principios de soberanía del pueblo, del Estado Democrático de Derecho y de la forma republicana de gobierno”.

Los derechos fundamentales que están expresamente consignados en la Constitución del Estado peruano son: Artículo 22º “El trabajo es un deber y un derecho. Es base del bienestar social y un medio de realización de la persona”. Esta disposición constitucional se interpreta conforme a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el inciso 1 del artículo 23 señala que: “Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo”.

Artículo 23° El trabajo, en sus diversas modalidades, es objeto de atención prioritaria del Estado, el cual protege especialmente a la madre, al menor de edad y al impedido que trabajan.

...Leer artículo completo

 

body>